miércoles, 12 de enero de 2022

MACROROBLES CENTENARIOS: OLOR A OJEDA

LAS COSAS DE HOY......

El paseo de esta tarde dista de Aguilar de Campoo apenas 18km.
Aunque pueda parecer que el invierno no es la mejor época para lucir paisaje y fotografías, en  tardes como ésta, aprendemos a mirar mas allá de lo que vemos...  la desnudez con la que lucen los árboles sus mejores ramas, el horizonte ampliado a falta de murmullos vegetales y el marco espectacular de esos cielos nubosos rindiéndose a los atardeceres mas intensos en los que se precipitan, en el horizonte, todos los colores privados al paisaje.....y como no.... los olores. Los olores a limpio, a puro, a lo auténtico... a la Ojeda


Por la PP 2131 que se inicia en el puente mayor de Aguilar de Campoo (Carretera de Virgen del LLano), pasando Cozuelos de Ojeda nos incorporamos a la P 227 Girando a la izquierda,para dejar la carretera tres kilometrs mas tarde girando nuevamente a la izquierda y dejando los coches  en las proximidades de la Finca de Santa Eufemia de Cozuelos.
Hay que tener cuidado y ser respetuoso con esta Finca, ya que se trata de una propiedad privada, y aunque no tiene ningún cartel al respecto hay que ceñirse a andar solo y exclusivamente por los caminos o sendas habilitadas y no adentrarse  intramuros de la finca y mucho menos en las inmediaciones de su exquisita iglesia románica -hay que solicitar la visita.


Dejando las construcciones de la finca a la izquierda iniciamos el recorrido por un camino agrícola que nos adentra en el pequeño bosque que queremos visitar: Monte "La Mata"
(El Término "Ojeda" viene de "Hoyera", lugar de "hoyos", haciendo referencia a las ondulaciones del paisaje que conforma el territorio de la Ojeda).


Un bosque de robles centenarios que desprovistos de sus hojas se muestran en todo su esplendor. 


Pequeños, robustos, fuertes, aferrados a la tierra, vencedores del tiempo...y... ese olor...a lo sencillo, a lo honesto, a lo bueno

 
Nos reciben silenciosos, pero altivos, luciendo sus formas y sus cicatrices y ese olor....a casto, a simple.....



Un pequeño bosque que guarda en su conjunto un enorme tesoro al ser lo que ya casi no hay. Capaz de haber sobrevivido al desarrollo voraz de los hombres y  con ese olor.... a  natural, a inmaculado


Un contrapunto que se mide de tu a tu con las últimas luces del ocaso, y que se abre como una ventana a los primeros brotes del cereal que inunda de color toda la Ojeda. Como su olor..... equilibrado, genuino y maravilloso


A la zona mas noble del robledal se suman otros robles de menor calibre, alguna encina y unas estupendas vistas entre la montaña y el llano


Volvemos ya casi anocheciendo. En un pequeño paseo circular que ampliamos llegando hasta el pueblo de Olmos de Ojeda. Un total de unos 4km. muy bien aprovechados.

No podemos renunciar al privilegio de seguir descubriendo los horizontes, secretos y ....olores de la Ojeda. 


.., Por eso y porque creemos que el desarrollo tiene que venir de la mano del respeto a nuestro legado natural, de la sostenibilidad, del equilibrio de los ecosistemas, del respeto medioambiental, de la calidad de los productos,  de la defensa de nuestros valores....y como no, de la salud ambiental, animal y humana.....estamos con la Ojeda!!!!


 
(Las fotos son mías y las 2 últimas de Ernesto......la elección y exito del paseo, como siempre, mérito del grupo de Los Martes al NOrdik-Aguilar)


sábado, 18 de septiembre de 2021

LOS PEQUEÑOS SECRETOS DEL VALLE: Haciendo Equipo fuera de la oficina

 LAS COSAS DE HOY......

Permitidme que la entrada de hoy vaya dedicada a mis compañeros de los Servicios Sociales de la Zona de Aguilar, en forma de minúsculo homenaje.
No somos amigos, somos compañeros y ahí radica el mérito del buen clima de trabajo: los amigos los elegimos, a los compañeros no.
La receta es sencilla, pero muy difícil de perfeccionar. El secreto está en macerar adecuadamente los condimentos esenciales: el respeto, la flexibilidad, la complementariedad, la generosidad, la confianza, la positividad y el respeto.  Poco a poco, sin prisa, hay que integrar con paciencia los nuevos ingredientes que a lo largo de los años se han ido incorporando, enriqueciendo  y haciéndonos mas grandes .....hasta conseguir hacer un equipo como el nuestro 

Aunque en esta tarde de recreo no estuvimos todo el equipo....va por ellos también


En esta ocasión traspasamos los límites autonómicos para adentrarnos en Valderredible,  una comarca natural con la que compartimos mucho mas que la proximidad. Tradicionalmente ha existido un flujo natural de vecinos de este Valle hacia la comarca de Aguilar de Campoo; y este Valle guarda un pequeño Ayuntamiento Palentino al que al igual que el resto de sus pueblos salpica el rio Ebro: Berzosilla (donde hemos prometido volver detenidamente)

Salimos por la carretera nacional 611 dirección Santander, a unos 5km tomamos el desvío a Quintanilla de las Torres que a través de la CA273   nos acompañará por todo Valderredible.


Nuestra primera parada: San Andres de VAldelomar, donde una curiosísimo Sacerdote, lleva años engrandeciendo un sorprendente "Museo de los Trabajos y los Dias".... que es mucho mas que un Museo Etnográfico.


Una nave de dos alturas repleta de elementos de todo tipo y épocas, agrupados según el deseo de su fundador, nos recibe sin entrada, guía, ni guardés alguno. Esa generosidad y confianza tan absoluta desarma la creencia popular de una sociedad falta de todo tipo de valores.



La colección se extiende mas allá de la nave, hasta cubrir todo el jardín de la parcela en la que encontramos principalmente utillaje y enseres agrícolas. Algunos de gran tamaño.....uf necesitaríamos haber estado un día entero para recorrer tranquilamente la colección


Pero Don Julian no descansa....al lado de su casa ha ideado un parque con siluetas que él mismo ha diseñado y realizado. Tuvimos el privilegio de que nos lo explicara detalladamente (fue un verdadero placer. No se que me gustó mas, si el museo o el cura)



...Y entonces Dios creo las rocas,
el hierro, el cielo.... y al hombre.
Y el hombre creo los caminos, 
los pueblos, los enseres, los ritos.....
y a Don Julian.
Y don Julian lo recogió Todo,
lo aderezó y nos ofreció un poco
de mundo  en un pequeño pueblo
entre la montaña y el llano.
Gracias por compartirlo con la confianza,
la alegría y generosidad de tener
siempre la puerta abierta
                                       L@s chic@s del CEAS 
                                       de Aguilar
Siguiendo por la CA273 y a la altura de Castrillo de Valdelomar, no podemos dejar de detenernos en la iglesia rupestre de Santa Maria de Valverde, el ejemplo mas representativo del singular patrimonio que suponen en Valderredible  los eremitorios rupestres. Tanto la ermita, como el Centro de Interpretación estaban cerrados pero aún así podemos hacernos una idea del interior del tempo a través de los ventanucos abiertos al exterior y de la necrópolis que sobre ésta descansa.


Siguiendo unos 8km por la misma carretera, pasado el pueblo de Villanueva de la Nia, una gran rotonda nos da paso a la CA272. Seguimos en dirección Polientes,   Ayuntamiento de Valderredible, al que llegaremos 12km. después. Una pequeña localidad dotada de aceptables servicios de todo tipo. Centro social, cultural y económico del Valle.
Allí recogemos a mi querida amiga Blanca, con quien me une una sólida amistad desde hace muchíisimos años, y que a partir de ahí será una estupenda anfitriona y guía de nuestro paseo por el  Valle.

Seguimos nuestro paseo en dirección a San Martin de Elines. A la altura de la rotonda de Ruerrero mantenemos la dirección tomando la CA275. Pasado el pueblo, a la altura de "El Cadalso" encontramos este pequeño eremitorio rupestre abierto. Está dedicado a la Virgen del Carmen. Tan pequeño como luminoso, armonioso y acogedor.


A unos 4km giramos hacia la derecha para adentrarnos en San Martin de Elines, donde nos espera su imponente colegiata románica  de transición gótica.

Sobre un monasterio mozárabe del siglo X y junto a un espectacular ábside románico, se eleva su majestuosa torre circular, rematada en campanario.

María es la encargada de adentrarnos en la historia y singularidades de la Colegiata. Valluca de nacimiento, decidio volver al pueblo tras media vida residiendo en Madrid. Ella como otros cuantos ha decidido "quedarse a vivir" en el Valle, un territorio que de si algo adolece es de gente (no de capital humano, que sin duda tiene mucho). Una lástima no tener tiempo suficiente como para compartir un café con ella y agradecerle su afectuosa explicación y acogimiento.



Seguimos nuestro paseo hacia uno de los mejores eremitorios del Alto Ebro: San Miguel de Presillas. Retrocediendo hasta la CA275 (que no tomaremos), que sólo cruzaremos para enlazar con la BU-V-6117. A unos 5 km, ya en la provincia de Burgos, dejamos el coche a la entrada de la pequeña localidad de Presillas, para adentrarnos en el bosque hasta el Eremitorio de Presillas de Bricias. Desde el pueblo parte una pista de tierra flanqueada por un extenso robledal, que nos lleva directamente, a unos 2km, hasta la rupestre de "San Miguel"


La primera impresión es majestuosa. Destaca su gran altura y los dos pisos que desde lejos se adivinan


Tanto el exterior como el interior llama la atención los colores de la arenisca que se rinden a la luz directa del atardecer, con innumerables matices de color. Una escalera metálica exterior nos facilita el acceso a la segunda planta.


Todo en su interior es impresionante. Tanto los arcos de medio punto, como las columnas no tienen otro sentido que el ornamental (en realidad no sostienen nada) ya que todo ello está excavado en la roca.

Este pequeño templo rupestre ha llegado hasta nosotros bastante bien conservado. A excepción de algunas vandálicas escrituras raspadas en la arenisca, los visitantes parecen valorar el lujo y la confianza de poder visitar libremente esta joya arquitectónica. Colaborar en su conservación es cosa de todos. Evitar o acelerar la degradación de este singular patrimonio es un deber cívico que no podemos obviar los que hasta allí nos desplazamos .


Retornando por la misma carretera,  sólo unos 2km de la CA275,  donde nos desviamos a la izquierda para llegar a Arroyuelos (otra vez en Cantabria), para visitar el último eremitorio de esta tarde.  Al final del pueblo un amplio aparcamiento presidido por un cartel explicativo, nos señala la ubicación de la Ermita de Arroyuelos, de San Acisclo y Santa Vitoria


Similar a San MIguel de Presillas, este eremitorio rupestre fechado hacia el siglo X, también tiene dos alturas. Pero a diferencia del anterior, su interior es mucho mas oscuro, con aspecto mas tosco, pero también con elementos ornamentales. La luz, ya baja, no nos acompañó en esta visita, pero no por ello defraudó


Y así....con un pan y unos dulces comprados en la Panadería de Ruerrero, dimos fin a una tarde espléndida, llena de sorpresas..... y en la mejor compañía: HACIENDO EQUIPO FUERA DE LA OFICINA


















jueves, 13 de mayo de 2021

MAVE , POR EL CAMINO AMARILLO, HACIA VILLACIBIO

LAS COSAS DE HOY......


La ruta de hoy tiene como disculpa disfrutar de los verdes y amarillos que nos ofrece en estos días el campo. Virgen, pletórico, espectacular y lleno de vida. Preparándose, como cualquier madre, para dar el mejor fruto........esta tarde un  paseo circular de 10km por MAVE-VILLACIBIO-LA VALSECA-MAVE, pasando muy cerca de Santa Maria de Mave y  por el eremitorio de San Pelayo

Iniciamos nuestro paseo en Mave (no describo la trayectoria desde Aguilar porque todo el mundo la conoce). Aparcamos los coches justo delante del Restaurante "La Llave" (hasta ahora cerrado por las restricciones de la Pandemia). Partimos de un camino que discurre  justo detrás de "La LLave". Caminamos por él hacia la izqierda unos 150m. ,cuando sale un camino mucho menos marcado a la derecha, lo tomamos 

A poco mas de 1km giramos hacia la derecha, siguiendo el camino. A los pocos metros volver a tomar la misma dirección que teníamos
Siguiendo el camino también a los pocos metros volvemos a girar hacia la izquierda en dirección a una nave solitaria que reina sobre las parcelas.
Justo antes de llegar a la nave  atravesamos un sembrado en dirección al "Arroyo Monegro".  Lo hacemos junto a una acequia, por un lateral del sembrado, con mucho cuidado de no pisarlo y no dañar las plantas que acaban de nacer.
Una vez junto al arroyo nos desplazamos hacia la izquierda siguiendo el curso del arroyo
Al final del sembrado tomamos un camino que parte unos metros atrás de la carretera que va a Pozancos. Caminamos hacia su izquierda, en dirección a Villacibio
Seguimos por ese camino hasta encontrar una primera bifurcación que nos acercará al eremitorio rupestre de San Pelayo (si seguimos de frente por el camino principal, llegaríamos a la localidad de La Rebolleda)
Un indicador nos hace girar hacia la izquierda. En unos 100m. estaremos disfrutando de esta singular cueva
El eremitorio rupestre de San Pelayo consta de una reducida  nave cuyo ábside está separado por dos pequeños arcos, uno de medio punto y otro de herradura, posiblemente visigodo. La roca arenisca tiene un bonito veteado. Una curiosidad digna de ser contemplada.

Es un bonito paraje, con un estupendo paisaje para hacer una foto de grupo con las 2 "burbujitas" que lo componen bien separadas.

Desandamos el pequeño tramo de este camino para retornar al principal, junto a la señal. A lo lejos, vigilante, con sus grandes ojos vacíos, la parroquia de Villacibio, cuyas campanas robaron en julio del 2017. Como curiosidad, decir que cada campana pesaba unos 180kg

El final del camino coincide con la carretera Mave-Puentetoma
Siguiendo el mismo camino, cruzamos la carretera y seguimos de frente, hacia la Valseca.... perseguimos los vistosos amarillos que dinamizan los campos de cultivo. A la derecha de nuestra espalda dejamos la pequeña localidad de Villacibio
Hasta aquí el recorrido ha sido totalmente llano. Ahora tenemos una buena pendiente para alcanzar el collado del Portillo -la cota mas alta de nuestro recorrido, 966m- que da paso al valle paralelo: La Valseca.
Durante la subida la colza lo invade todo
El pasaje es impresionante....como si el campo se vistiera de gala, con un vestido de cola amarillo sin fin
Quien se resiste a la tentación de vestirse  con estos amarillos?
Desde ahí podemos acceder al collado bien siguiendo su dirección y siguiendo subiendo campo a través, entre el monte y las rocas o bien cruzar al camino que sube cerca de la Rebolleda que está en muy buenas condiciones. En nuestro caso nos dividimos


Ya en el camino que transita a lo largo de la Valseca, verdadero reclinatorio de las Tuerces,  el horizonte que se nos regala es todo un lujo para una tarde de paseo: Las tuerces a la derecha, los verdes y amarillos de los cultivos a nuestros pies y mas allá los perfiles, perfectos, de la Montaña Palentina
Tras 2 km de transitar por  la VAlseca, tomamos un camino a la izquierda, menos marcado pero fácil de diferenciar, que nos adentra en un pinar y que pronto se convierte en una senda. Tras el pinar seguimos subiendo hasta alcanzar una lastra. A nuestra espalda Las Tuerces
Y sin perder el camino llegamos a un balcón donde las estribaciones de la meseta se deja conquistar por la ribera del Piserga al que seguimos hasta perderse en la vista.

Ahora nos toca seguir bajando por un caminito fácil y bien definido que nos lleva hasta las puertas del cementerio de Mave

 Hemos andado 10km justos, la mayoría de ellos sin desniveles y fáciles de transitar