miércoles, 26 de julio de 2017

EMBALSE DE AGUILAR:DESCUBRIENDO SU CINTURA

COSAS DE HOY......

El Pantano de Aguilar de Campoo pertenece a la Cuenca del Duero, fue inaugurado en 1963, sus 1646 hectáreas recogen el agua del rio Pisuerga y juega un papel fundamentan en la regulación del rio Pisuerga.. Con una capacidad máxima de 247 millones de metros cúbicos, su uso principal es el abastecimiento, riego y generación hidroeléctrica. Su presa tiene 48 metros de altura y medio kilómetro de larga (una de las mayores de toda la cuenca del Duero)
Además de sus usos principales, el Pantano de Aguilar, con sus hermosos alrededores, playas y facilidad para todo tipo de deportes náuticos, le confiere a toda la zona un valor natural y turístico añadido del que los Aguilarenses se sienten especialmente orgullosos.
Hoy el Pantano de Aguilar es noticia, no por su abundante agua, sino por la falta de ella. La pertinaz sequía del último año ha mermado su capacidad hasta límites difíciles de recordar, dejando a la vista sus vergüenzas y tesoros ocultos bajo el agua. A día de hoy 25 de julio del 2017, la reserva de agua es de 45 millones de metros cúbicos, apenas el 18,22% de su capacidad. (http://www.embalses.net/pantano-3-aguilar-de-campoo.html )

Esta curiosidad sana de conocer los secretos que guardan sus aguas, descubrir una orografía desconocida y seguir indagando sobre nuestro propio entorno, es lo que nos llevó a aventurarnos a perfilar el agua que aún queda embalsada en el pantano.

(Siento que las fotos no sean mejores, la mayoría están hechas con el móvil y no hay ninguna del inicio del paseo dado que era una zona muy conocida para nosotros)

Así partiendo de la playa de Aguilar iniciamos nuestro paseo bordeando el agua por el lado izquierdo, hasta la altura de la Iglesia de Frontada, actualmente una de las colas del pantano donde al no haber ya agua pudimos pasar a la otra orilla. 
Avanzamos a los pies de la iglesia en dirección norte, al encuentro de nuevo con el agua  y tras atravesar el pinar que nos separaba del horizonte, iniciamos el descenso que nos facilitaría seguir bordeando el agua por la zona desecada.


El panorama que de aquí en adelante se abre ante nosotros es desolador, a la vez que inquietante y parece dejarnos un mensaje:"el agua nos da  vida y el agua nos  quita vida" 




Seguimos avanzando por una zona arenosa desprovista de todo atisbo de vida



Seguimos en dirección al despoblado de Villanueva del Rio y en la medida que avanzamos la masa de agua va perdiendo profundidad a la vez que nos descubre un paisaje nuevo, lleno de sinuosas ensenadas y sorprendentes rincones labrados durante años por el agua y el viento




Hasta convertirse en un rio, el rio pisuerga, que va, sin éxito de caudal , a encontrarse con el lecho del embalse



 La verdad es que el camino se hace largo, porque tenemos que seguir el margen irregular y casi siempre curvo que caprichosamente ha ido horadando el rio.
 Por fin divisamos el precioso puente de Villanueva del rio, sumergido bajo el agua desde 1964 y que sólo se ha dejado ver en contadas sequías como ésta

 Esta joya medieval del siglo XIII permanece oculta bajo el agua junto con los pueblos de Villanueva del Rio, Cenera de Zalima y Frontada.

Este puente  es muy parecido al Puente Mayor de Aguilar, al Puente de Salinas de Pisuerga y al Puente de Cervera y podría haber formado parte, junto con los anteriores, de uno de los "Caminos de Santiago" que ahora se  pretende potenciar "El Camino Olvidado"

A pesar de su solidez y envergadura, el puente está muy deteriorado. Su inmersión constante puede ser una causa, el expolio reiterado de su piedras es otra.

 A pesar de su ruina, en estas épocas de sequía el Puente da muestras de su hidalgía, sigue cumpliendo su función y llevando de orilla a orilla a los paseantes que con mayor o menor osadía pretenden cruzar a la otra orilla de este rio pisuerga, que a su paso por el puente de Villanueva del Rio hace tiempo que dejó de ser pantano.

Tras cruzarlo dejamos atrás el Puente de Villanueva del Rio para seguir avanzando junto al río, de nuevo en busca del embalse de Aguilar.  Dejamos de fondo, a la izquierda el pueblo de Renedo de Zalima y seguimos caminando por un paraje casi desértico.


Unos 8km nos separan de la presa de Aguilar. Un trayecto duro que se  hizo largo a pesar de tenerla a la visa, de lo impresionante del entorno y de los secretos que nos iba descubriendo la sequía: La torre de la iglesia de Cenera, un banco de Cormoranes,  o las ruinas de un despoblado del siglo XIII: Santillana de Zalima





Llegamos a la presa al atardecer y a Aguilar 3km mas tarde. Hemos andado durante casi 5h. en un recorrido de algo mas de 20km. Un paseo que sin duda mereció la pena.




LAS COSAS DE HOY......

sábado, 3 de junio de 2017

LA SENDA DE URSI: UN MUSEO PARA DISFRUTAR LA MONTAÑA PALENTINA

LAS COSAS DE HOY......

La Senda de Ursi es uno de los paseos mas atractivos de la Montaña Palentina. Concebida como homenaje póstumo al escultor de la zona Ursicinio Martinez, trata de rememorar un trayecto muy frecuentado por el artista, en el que numerosos compañeros han querido dejar su legado en forma de obra escultórica a fin de afianzar en este Valle el recuerdo y la memoria de Ursi.
A lo largo de los 13km del paseo nos sentimos visitantes de un enorrrrme museo al aire libre enmarcado en  montañas,  prados, bosques y paisajes singulares cuyo recorrido nos van marcando las mas de 30 originales esculturas.
La senda es circular y está muy bien señalada con balizados cada poco trecho. Tiene baja dificultad y se viene a tardar unas 3h o 3,30h.

Iniciamos el recorrido en el Santuario del Carmen. Hay un buen aparcamiento  donde podemos dejar el coche. Tomamos el camino que sale  bajando por la carretera del santuario a la izquierda. Está muy bien señalado. Caminamos hacia Villabellaco, por una pista de tierra que tiene una pequeña pendiente hacia abajo (nos sirve de calentamiento suave para empezar la senda). Desde su inicio encontramos las primeras esculturas salpicando este camino agrícola en buen estado. 

Llegados a Villabellaco, avanzamos por el pueblo hasta pasar la iglesia. Al lado nos encontramos una escultura realizada por varios artistas del grupo "Muriel" en homenaje al Presidente de la Diputación de Palencia, fallecido en el año 2015, Jose María Hernandez, verdadero impulsor de la Senda de Ursi


Seguimos salvando el repecho de la cuesta hacia la izquierda de esta escultura, por detrás de la iglesia, hasta que en un momento del camino la senda (muy bien señalada)gira hacia la izquierda para introducirse en un espeso y largo robledal lleno de sorpresas.... primero nos encontramos el Mirador de la Rulaya, un mirador de madera enmarcado entre dos grandes rocas.



Después grandes rocas salpican el bosque, dejando testimonio de  antiguos usos relacionados con el ganado y el pastoreo


  
 y seguimos disfrutando de este reguero de esculturas de las temáticas y estilos mas variopintos




 .....y que nos llevan a adentrarnos directamente al pueblo de Valle de Santullan, donde nos recibe una de las reproducciones escultóricas de Ursicinio Martinez, "la Mendiga"



 En Valle de Santullán, un bonito pueblo de montaña, ganadero, podemos repostar y permitirnos un buen trago de agua para encarar aproximadamente  la segunda mitad del camino




 Salimos del pueblo, cruzamos la carretera y comenzamos una larga ascensión por un camino terroso, bajo la atenta mirada de este caracol, una de las esculturas mas significativas del recorrido



Los brezos, escobas y aulagas nos van adentrando en una paisaje ganadero mucho mas armónico, coronando el Alto de de los Castillos (1393m)




Desde ahí el paisaje se abre de forma espectacular hacia la otra vertiente de la montaña (suroeste).  Desde este punto es fácil descubrir pueblos como Salinas o Cervera de Pisuerga



 Desde aquí accedemos al Mirador de la Solana, desde otro donde podemos poner nombre a todos y cada uno de los Picos de la Montaña Palentina, que se dibujan con fuerza en los días claros de primaver y otoño




 y a los pies del Mirador encontramos este monumento religioso que nos recuerda el lugar donde dicen San Julian se retiró a orar (dando lugar al topónimo del Valle de Santullan)


 Tras disfrutar distendidamente de las espectaculares paisajes, volvemos a retomar la senda (muy bien marcada a la derecha de la Cruz), para regresar, a través de un espeso robledal cuya senda nos dejará depués de otra hora de caminata en el santuario del Carmen



viernes, 2 de junio de 2017

RECUEVAS, UN REDUCTO ENCANTADOR EN LA COLA DE LAS TUERCES

LAS COSAS DE HOY......

Iniciamos el recorrido de hoy partiendo del pequeño aparcamiento que hay pasado el pueblo de Villaescusa de las Torres (a unos 300m de la última casa del pueblo). De ahí, a la derecha, salen dos caminos, uno que va a la derecha, parte mas "noble" de las Tuerces (a la zona de la "mesa") y  otro que va hacia la zona de Gama y Valdegama (el de la izquierda)
Tomamos éste último, a la izquierda e iniciamos un largo ascenso por un camino muy bien marcado, sin dejarle, siempre iremos por el principal de la derecha








Poco a poco, a medida que el camino va perdiendo su pendiente, el bosque se va haciendo menos espeso, hasta dar paso a una especie de páramo o meseta. 






Cuando hemos perdido los árboles a ambos lados del camino, éste divide en dos, tomamos el que va hacia el pueblo de Gama, el de la izquierda




En menos de 1km, descubrimos,destacando  entre las impresionantes vistas, a nuestros pies, el Castillo de Gama


Las vistas son fantásticas!!!




Sin llegar al Castillo de Gama, tomamos un camino a nuestra izquierda que bordea una pequeña colina


De nuevo se nos abre un paisaje fantástico de frondosa vegetación en perfecta armonía con la cola del macizo cárstico de las Tuerces. Al fondo, espectacular.... el Monte Bernorio



Siguiendo el borde rocoso que limita el valle, llegamos a recuevas, un pequeño valle de exuberante vegetación circundado por paredes calizas que destacan por su verticalidad.


No es raro pues que los escaladores hayan hecho de este pequeño y hermoso reducto su santuario de aprendizaje. Con un montón de vías de escalada abiertas: "Escuela de Escalada de Recuevas"




El camino de vuelta se hizo durillo. Se nos echaba la noche en cima y decidimos atravesar bosque campo a través, hasta dar con el camino principal que tomamos de subida.



Una ruta de unas 3horas de escasa dificultad y muy recomendable para hacer en primavera, cuando los brezos, las ulagas, los espinos y las retamas tornan de colores  los macizos grises y rocosos de las Tuerces