jueves, 12 de abril de 2018

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE MARTINEZ MAJO...¿QUE PASA?

LAS COSAS DE HOY......

(https://www.facebook.com/marisi.martin)
Venía oyéndolo en la radio de vuelta del trabajo y..... no daba crédito. Llegue a pensar que era una de esas noticias de pega que arrancan la sonrisa de los oyentes menos/mas avispados.

Conocí al Sr. Majo a mi paso por el parlamento autonómico y aunque no le conocía bien sus declaraciones de hoy dan al traste con mi mas mínima consideración, simpatía o respeto hacia su persona.
(Foto del El Español.febrero 2016)
Es cierto que no se nos puede pedir que estemos siempre a la altura de las circunstancias, pero un político de la experiencia y proyección institucional y orgánica como la del Sr.Majo debiera cuidar mas sus declaraciones.
Unas declaraciones extremadamente desafortunadas no sólo por evidenciar con ellas el absoluto desprecio hacia la honestidad, honradez y sinceridad que la clase política debe a sus votantes y a la generalidad de los ciudadanos; si no porque con ellas eleva a la normalidad el trato caciquil que durante tantos años hemos intentado eliminar de nuestras instituciones, llegando a tener la confianza de que el Estado de Derecho garantizaba la igualdad de trato y la transparencia en la gestión de todo lo público.

Está claro que para el partido Popular de Castilla y León todo vale. Que están acostumbrados a hacer de su capa un sayo, ha hacer de su gestión una amalgama de despotismos, falsificaciones, enredos, calumnias,rufianerías y cohechos.....por eso lo de Cifuentes no les parece tan grave.
Sr. Majo, la Sra. Cifuentes no es presidenta de la CC de Madrid por ser buena o mala gestora, lo es porque los ciudadanos depositaron su confianza en ella, y esa confianza es la que ella ha prostituido mintiendo en el parlamento, mintiendo en los medios y mintiendo a los ciudadanos. Como usted comprenderá a mi que la Sra. Cifuentes tenga o no un master me la trae al pairo, lo que no me da igual es que me mienta, que utilice las instituciones en su propio beneficio y que ponga en jaque la transparencia y competencia de la Universidad pública.

Con su mentira no sólo pone en cuestión la igualdad de oportunidades, si no que pone en evidencia la pervivencia de un caciquismo político que muchos creíamos agonizante.

miércoles, 11 de abril de 2018

CASCADAS DE VILLAESCOBEDO Y HOYOS DEL TOZO: AGUA EN LAS LORAS

LAS COSAS DE HOY......


Dando los últimos paseos en busca del agua que nos brindan las numerosas cascadas de nuestro entorno, en esta ocasión hemos recalado en VILLAESCOBEDO, donde muy cerca del pueblo hemos visitado una extensa cascada que nace de la Fuente de la Cueva, dando origen al Rio Mundilla .
La surgencia se ubica en la Lora Alta limítrofe a la Lora de Valdivia. Ambas Loras comparten posiblemente el mismo acuifero en el subsuelo de la Lora de Valdivia, fluyendo una parte de sus aguas al oeste, a través de la surgencia de Covalagua dando lugar al rio Ivia (cuenca del Duero) y otra hacia el este dando lugar al Rio Mundilla, a través de la Fuente de la Cueva (cuenca del Ebro)

RUTA:
 Desde Aguilar de CAmpoo tomamos la N627, mas conocida como "carretera de Burgos". Sin dejar la carretera recorremos 16km hasta un cruce a mano derecha que nos señala el acceso a Villaescobedo BU-V-6271. A los 2km la carretera se bifurca, en otra que va directamente al pueblo y otra de frente que tomaremos hasta justo el final del pueblo.


Dejamos los coches al final del pueblo para iniciar nuestro paseo y seguimos la carretera hasta que esta se convierte en dos caminos. El de la derecha se dirige al campo de aerogeneradores, así que tomaremos el de la izquierda. Habremos andado 300m


Seguimos por un camino terroso, dejando una espectacular plantación de aerogeneradores a nuestra derecha. 


Seguiremos por el mismo camino  unos 700m.


Desde allí ya visualizamos perfectamente la cascada, bajo un circo rocoso. Podemos acceder a ella a traves de distintos senderos y caminos. En cualquier caso nos quedan unos 600m para llegar a ella. En total habremos recorrido 2km desde el pueblo.


Lo primero que nos encontramos arriba de la cascada es la boca de la Fuente, La Cueva, actualmente cerrada con una verja desde que hace varios años se iniciasen tareas de espereología, a cargo de varios grupos de espereologos. Aún hoy en curso de exploración después de sus mas de 3,800km recorridos.


Desde ahí se toma la acometida de aguas para el pueblo y a partir del manantial el agua transcurre en una serie de cascadas de toba muy agradables de visitar




Tras el primer gran salto, el agua se precipita a través de una serie de gradas encajonadas en un pequeño cauce, que a modo de vallejo parece proteger el nacimiento del Rio Mundilla del resto del páramo.



Todo el conjunto de cascadas es tan armonioso que las seguimos rio abajo hasta que estas terminan por depositar sus aguas en el pequeño y tranquilo río Mundilla que tras un corto recorrido vierte su caudal en el Rio Rudrón, en las cercanías de Basconcillos del Tozo.
A partir de ahí volvemos a retomar el camino por el que subimos, ya de vuelta al pueblo.
No pasan desapercibidos las camperas repletas de pequeños Lirones, que de modo   explosivo anuncian la llegada de la primavera


Como el paseo ha sido muy corto, decidimos visitar otra cascada cercana y muy original al encontrarse dentro del casco urbano del pequeño y bonito pueblo de "Hoyos del Tozo"
Cogemos los coches y volvemos a la Carretera de Burnos N 627, dirección Burgos hasta el cruce de Basconcillos del Tozo, donde haremos la pertinente raqueta para salvar el cruce que nos encamine a Hoyos del Tozo por la BU-V-6222. A 1km. nos desviamos a la derecha dirección Hoyos del Tozo BU-V-6025. A unos 3km, tras atravesar un precioso cañón albergue de buitres y otras rapaces, llegaremos a Hoyos. Un pueblo cuyo silencio y tranquilidad invita a quedarse en él



Dejamos los coches en la entrada, al lado de la iglesia de la Santa Cruz y tomamos la calle de la izquierda sobrepasando dicha ermita. Apenas unos metros mas adelante ya oímos el agua precipitándose desde una gran altura. La estampa es hermosísima: los árboles, las hiedras, la gran roca caliza y el agua precipitándose en tímido torrente a modo de cola de caballo sobre un lecho herboso que parece preparado para recibirle


Es la Cascada de la Coladera


Aunque dan ganas de quedarse para seguir disfrutando del espectáculo del agua, decidimos seguir el camino que llevábamos hasta finalizar el pueblo a fin de subir a la roca sobre la que se precipitaba el agua.


 El camino está muy bien marcado y forma parte de una serie de rutas por las loras. A eso de los 300m de donde dejamos el coche alcanzamos la curva de nivel por la que continuaremos la mayor parte de nuestro paseo.
 Intentamos seguir el agua, pero  no pudimos llegar al manantial y decidimos seguir el camino señalado


El paisaje es todo un espectáculo....y eso que aún el invierno no ha dado paso a la primavera en estos lares. Alguien del grupo nos habla de una cueva que merece la pena visitar (en la foto de abajo vista desde lejos la entrada mas grande y oscura del macizo calizo)



Cuando llegamos a una franja de cortados con unas vistas espectaculares, apenas hemos recorrido 1km desde los coches.


Todo el macizo rocoso es digno de conocerse.  Un arco de piedra sirve de portalón a una cueva que invita a ser visitada, pero a la que nosotros no accedemos dado que el tiempo amenaza lluvia y queremos volver al pueblo antes de que rompa la tormenta



Desde la cueva iniciamos el descenso por una vaguada bien marcada pero con muchísimo desnivel. La bajada es bonita entre robles y matorral, pero peligrosa. Teniendo tiempo es mejor volver por el camino de subida



Desde la la cueva a la entrada del pueblo donde dejamos los coches tenemos 1,800m. Habremos andado en total unos 2,800km. en esta ruta circular y un tanto improvisada



viernes, 6 de abril de 2018

AGUA VA: DEL TOBAZO A LA ORBANEJA....

LAS COSAS DE HOY......

Siguiendo la llamada del agua, tan escasa el pasado año, seguimos visitando cascadas cercanas a nuestra zona. Esta vez siguiendo la recomendación de nuestro "capitan" de grupo nos adentramos en territorio Cántabro, en el valle de Valderredible, para descubrir dos impresionantes cascadas que brindan su agua al Rio Ebro.
 47km separan Aguilar de Campoo de Villaescusa de Ebro, último pueblo Cántabro de Valderredible y 53 de Orbaneja del Castillo, primer pueblo de Burgos en el mismo Valle.

RUTA:
Desde Aguilar de Campoo tomamos la carretera N611 en dirección Santander. A unos 5 kilometros dejamos la Nacional para acceder a  la localidad de Quintanilla de las Torres, atravesamos el pueblo siguiendo la carretera en dirección "Polientes"CA273, seguiremos por esa carretera unos 42km (en Villanueva de la Nia cambia de denominación CA272, a partir de Bascones de Ebro a S614 y a partir de Polientes CA274), en la rotonda de Ruerrero, tomamos la primera salida a la derecha CA 275, a unos 6km encontramos el cruce a la derecha de Villaescusa de Ebro.

Nada mas atravesar el puente tomamos una estrecha carretera a la izquierda, paralela al rio Ebro. Seguimos la carretera hasta adentrarnos en el pueblo, y la continuamos girando dentro del casco urbano a la izquierda. Aquí la carretera se convierte en un camino estrecho (rezad para no encotraros con otro coche de frente o uno de los dos tendrá que recular). A algo mas de 1km encontramos esta espectacular cascada de gran altura. CASCADA DEL TOBAZO


El macizo carstico que sostiene la cascada guarda un secreto.  Las tres cuevas que coronan la cascada son visitables  y la central alberga lo que en otro tiempo pudo ser un eremitorio rupestre, con su arco y sepulcro antropomórfico. Ante la cantidad de agua que había y la dificultad de acceso, nosotros dejamos la visita a esas cuevas para otra ocasión.
Hay un pequeño sendero en el margen derecho de la cascada que nos va elevando, con cierta dificultad hasta su zona mas alta.


La cascada se dispone en varios cuerpos, uno alto donde el agua se distribuye a su antojo formando un conjunto de pequeños saltos y regatos  que a su libre albedrío van acomodándose en un cauce que les aboca a un segundo cuerpo de cascadas caudalosas que recogen el agua en un pequeño pero torrencial arroyo. La fuerza con la que el agua hace que si nos acercamos demasiado terminemos empapados




Este pequeño pero torrencial arroyo que estructura el tercer cuerpo de la cascada tiene un corto recorrido hasta desembocar en el Ebro.


Acompañamos al agua en su descenso hacia el rio, atravesando la pradera por la que hemos accedido a la cascada, sin alejarnos del arroyo


Pronto encontramos un pequeño puente que nos facilita el cruce del arroyo


Desde el puente disfrutamos de la bravura del agua en su frenético descenso al encuentro del rio . Nosotros decimos aquí adios al Tobazo en su corto recorrido al Ebro


Seguimos una senda muy bien señalizada como GR99 (gran recorrido siguiedo el margen del rio Ebro desde su nacimiento a su desembocadura). Ya caminamos junto al rio Ebro cuando nos encontramos con una antigua central electrica propiedad de la Confederación Hidrografica  y actualmente dedicada al turismo de empresa.


La senda es muy cómoda, porque apenas tiene pendientes, pero en esta época de tanto agua con frecuencia  encontramos  pequeñas cascadas y regatos de agua que tenemos que salvar


Hayas, robles y alguna encina y acebos nos acompañan durante todo el paseo.


flanqueados por un rotundo paisaje karstico avanzamos por el "Cañón del Ebro" camino de Orbaneja del Castillo


Durante todo el recorrido acompañamos al río en su rápido descenso


Aunque la época del año no es la mas bonita (a pesar de ser comienzo de abril el invierno no ha dado paso a la primavera) el conjunto de agua, bosque, rocas y vegetación  enmarcado en el Cañón ilustra un paisaje muy singular



A un km. de nuestro destino el paisaje va adquiriendo una apariencia mas pétrea y enseguida vislumbramos ese par de "camellos enamorados" formando parte del "Castillo" del que toma el apellido  Orbaneja



Ya sólo el puente sobre el rio Ebro nos separa del pueblo. Un pueblo perfectamente integrado en el entorno terroso que nos rodea, mimetizado por el  propio paisaje karstico del que forma parte



Carretera abajo, sólo un par de curvas nos separan de la espectacular cascada. En estos días rebosante de agua. Yo hace que conozco el pueblo de Orbaneja mas de 35 años. Cuando con mi amiga Blanqui ibamos de merienda durante las vacaciones estivales desde su pueblo. Siempre me ha gustado el pueblo, mas incluso antes de que lo "descubriese" la Diputación de Burgos. No es que haya ido todos los años, ni mucho menos.....pero desde luego nunca había visto sus cascadas con tanto agua




Si la cascada de las afueras del pueblo está espectacular, la que brota de la cueva no está menos voluptuosa, todo un espectáculo que durante los últimos días a convocado a miles de personas.


Ha sido un paseo estupendo de algo menos de  6km desde Villaescusa de Ebro, que tendremos que volver a desandar para llegar hasta nuestros coches en el Tobazo. Con dos coches podríamos haber dejado uno de ellos en Orbaneja y otro a los pies del Tobazo antes de empezar el recorrido.




jueves, 15 de marzo de 2018

FUENTEODRA: EL PAISAJE DEL AGUA

LAS COSAS DE HOY......

Ya en la provincia de Burgos, pero muy cerca del extremo noreste de la provincia de Palencia, en la comarca de Paramos, municipio de Humada, se encuentra la localidad de Fuenteodra. Muy conocida en la comarca por albergar en sus alrededores, en la Lora Burgalesa, las "fuentes" que aportan su agua al nacimiento del río Odra -que tras 55km de recorrido en solitario terminará por desembocar en el rio Pisuerga-  y que en esta época de lluvias se tornan en un espectáculo de cascadas muy agradables de visitar. Mas después de la larga sequía que hemos padecido en esta zona durante  el último año.
Un paseillo circular de poco mas de 4km en el que disfrutamos de 5 cascadas de considerable tamaño y multitud de pequeñas fuentes que se filtran por las peñas para desaguar en el Odra. 
En estos días El Agua es la tónica que nos acompañará durante todo el recorrido

                                                                                         (Foto Merche Fraile)

RUTA:

Desde Aguilar de Campoo tomamos la carretera N-627 dirección Burgos. A 16km nos desviamos a la derecha en el cruce que entra a Quintanas de Valdelucio, BU-621, seguimos la carretera, que atraviesa el pueblo girando a la izquierda para seguir su recorrido hacia la cima de la Lora. Seguimos en sentido ascendente por la BU  621 hasta hacer cima y seguir la carretera hacia abajo dirección Humada. A los 26km entramos en Humada. Justo al final del pueblo a la derecha hay un desvío señalando la dirección de Fuenteodra BU.V6214, a unos dos km. tenemos el pueblo de Fuenteodra y bastante bien señalado un indicador que señala la primera (y posiblemente mayor cascada de nuestra ruta) "Yeguamea". Nosotros dejamos ahí los coches, junto a la carretera, antes de iniciar el camino de la ruta)














Iniciamos nuestro camino hacia el pie de la Lora (ahora Reserva Mundial de la Biosfera). Al principio el camino agrícola es muy cómodo y llano. Sólo cerca de la cascada inicia un cómodo ascenso.



Pronto tenemos a nuestros pies la Cascada de Yeguamea, con su espectacular chorro de agua que surge precipitadamente desde la pared vertical del macizo karstico que se eleva hacia la Lora


Tomamos una senda que nos lleva directamente hasta la Cascada, desde allí la cantidad de agua parece aún mayor. Yeguamea no es fácil de ver. Solo en periodos de deshielo o fuertes lluvias brota con fuerza de la roca

                                                                                                                              (Foto Merche Fraile)
 Para cruzar la cascada hay un indicador que nos señala hacerlo por un camino que transita por encima de la misma, pero nosotros optamos por salpicarnos un poco y seguir un senderillo que se adentra en el interior de la cascada y que nos permite salvarla por detrás

                                                                                                              (Foto Merche Fraile)


Seguimos caminando por el sendero disfrutando de un singular paisaje horadado y esculpido durante millones de años por la intensa erosión sobre la roca caliza del agua y el viento





 ,
Apenas recorridos 300m. desde Yeguamea, encontramos la "Fuente Manapites" un manantial cuyas aguas azuladas brotan sin cesar desde el fondo precipitándose en una torrencial cascada que se forma a sus pies al confluir con un pequeño arroyo que con mucha agua y fuerza desahoga en ella.


                                                                                                                  (Foto Merche Fraile)


Proseguimos nuestro camino paralelo al arroyo,aguas arribas.


El paisaje que disfrutamos es toda una lección de geología , durante el cretácico, hace unos 100 millones de años,  la zona estuvo inundada por el mar, formándose los sedimentos que disfrutamos ahora. Toda la Lora es muy rica en fósiles marino


 Ademas de los marcados estratos, aquí podemos distinguir fácilmente los pliegues tectónicos que configuran el singular paisaje. Sinclinales, anticlinales, cabalgamientos de  estratos calizos...nos hablan de la intensa actividad tectónica ocurrida hace unos 25 millones de años,origen a todo el Geoparque de Las Loras . 


A sólo unos 300m. de Manapites encontramos  un arroyo que vierte sus aguas en otro interesante salto de agua: "El Pozo de los Aceites". Buscamos un senderillo que baja hasta el lecho de la cascada. Un acogedor reducto de tranquilidad roto solo por el torrencial sonido de la caida del agua en forma de cola de caballo.

                                                                                                                                   (Foto Merche Fraile)


Volvemos a retomar el camino subiendo la pendiente que habiamos bajado para acercarnos al lecho de la cascada.



A unos 150m dejamos de lado un sencillo y desvencijado puntecillo  y una vez sobrepasado cruzamos de un salto el arroyo y seguimos la senda ......

                                                                                                                                                (Foto Jose)
que nos adentra en una pradera rodeada de grandes peñas calizas 


Otro puente rústico nos señala el pasa para descubrir la última cascada de nuestro recorrido ....


El Pozo del Corral, a unos 300m del Pozo de los aceites....Un espectacular circo de rocas calizas en cuyo lecho se recogen las aguas que caen de un copioso arroyo.

Aquí iniciamos el camino de regreso a Fuenteodra, a lo largo de nuestro paseo hemos dejado numerosos regatos,fuentes y pequeñas cascadas que tambien forman parte al paisaje del agua





























Desandamos el camino hasta el primer puente rústico, que cruzaremos para dejar el arroyo que nos acompañó durante el recorrido de ida a la izquierda, nuevamente a la izquierda en nuestra vuelta.


Justo a la altura del Pozo de los aceites tomamos un camino rural con el que completaremos el recorrido de vuelta al pueblo de forma circular



Al fondo presidiendo el horizonte Peña Amaya




Llegamos al pueblo a la vez que el Odra, ya convertido en un pequeño río que inicia su recorrido hasta el Pisuerga

Hemos recorrido poco mas de  4km entre la ida y la vuelta. Un bonito paseo para disfrutar del agua, en sus distintas formas, del paisaje karstico de las Loras y de la belleza secreta de la comarca de Paramos.